All My Gods

Female, pagan and Pisces.
hello! theme by cissysaurus
04
21
deathandmysticism:

Astronomia card deck, an astronomically themed Victorian card game, 1829 

deathandmysticism:

Astronomia card deck, an astronomically themed Victorian card game, 1829 

04
21

Las contradicciones, el amor y los parciales

Estrella me dijo que se sentía un poco abrumado, que hablamos mucho por Skype y bla bla. Lo de siempre. El tipo está acostumbrado a estar solo, nosotros tenemos charlas de 5 horas, nos vemos muy seguido y es entendible que se sienta así. Y sin embargo… Me molesta.

Yo quiero que me extrañe, pero tampoco nos damos margen para eso.

No dudo de que me ama, lo demuestra a diario y me mira con esos ojos mezcla de admiración, dulzura y cariño. Pero lo que realmente quiero es que sienta que no puede estar sin mí. Peco de egoísta, sin lugar a dudas. Pero lo haría de hipócrita si no me lo reconociera a mí misma.

Hace unos días tuvimos un “accidente”: se salió el profiláctico con semen y me quedó dentro. No se volcó y yo estaba terminando de menstruar, así que no pasa nada (y dejemoslo en esa afirmación, por mi salud mental). Ayer me dijo que no se asustó tanto porque se trata de mí. Que no sería “tan” horrible que yo quedara embarazada. Hay como una contradicción constante en él con ese tema. Por un lado, parece que no quiere formar una familia ni siquiera a futuro y por el otro parece que sí. Y mi contradicción se evidenció cuando me habló sobre lo que pasó, ya que por un lado me sentí aliviada y por el otro me dio bronca la expresión “TAN horrible”. Sus contradicciones, las mías, las nuestras…

Hoy cuando amanecí a su lado me quedé mirándolo dormir. Me gusta tanto… Acariciaba su piel, la besaba y recorría con mis manos. Y cuando viajábamos en el auto para que me deje en casa, me di cuenta de que estar con él compartiendo esos pequeños momentos, realmente me hace feliz.

Así que nada, resta dar margen, confiar en que está pensando en mí (o asumir que no es necesario que lo haga todo el tiempo) y seguir, siempre seguir.

Mañana tengo un parcial y no toqué un apunte. Lo haré esta madrugada y que sea lo que los dioses quieran. El año pasado me AGOTÓ, este lo comencé sin fuerzas y me preocupa que esto sea progesivo ¿cómo llegaré al último año de la carrera a este paso?

La dieta brilla por su ausencia y aunque mi autoestima pide a gritos que baje de peso, en estos momentos no es lo prioritario en mi vida. Lo cual me alegra.

04
20

"If I got rid of my demons, I’d lose my angels."

-

Tennessee Williams

04
19

Días raros

Hace unos días me agarró un ataque de inseguridad. Ahora estamos en fin de semana largo y me pasó a buscar el miércoles, estuve el jueves en su casa, hoy estuvimos en la mía pero no se quedó a dormir. Puede que lo vea mañana.
Me dijo que siente una especie de contradicción, que le encanta estar conmigo pero que no se ve viviendo con nadie. Le dije que no tenemos por qué hacerlo, que eso se va a ir dando. No entiendo por qué se pone así por estar unos días juntos. Creo que se presiona porque cree que DEBERÍAMOS convivir.
Está todo bien, pero raro.
Yo estoy paranoica, a él le pasan cosas y no me las dice.
En fin, somos así. Dos rayados.

Me vendría bien una tirada, pero no sé ni qué preguntar.

Necesito relajarme un poco. Necesito tener menos miedo, menos paranoia. Necesito estar menos loca.

"Necesito alguien que me emparche un poco y que limpie mi cabeza…"

04
15

(Source: wrath-fire-ice)

04
14

Extrañar

Me quedé a dormir en su casa el Jueves y el Viernes me trajo a la mía. No vamos a vernos hasta el Miércoles que viene (faltan dos días) y lo extraño, mucho. Él también y me parece algo positivo que deseemos estar juntos y sintamos la semana separados. Es una buena señal ¿no?
Son menos de 7 días sin vernos pero aún así son muchos los deseos de rozar su piel, sentir su cuerpo, besarlo, acariciarlo…
¡Ah! El amor…

04
10

(Source: bluekhepresh)

04
09
04
09
04
08

Estrella lejana

Siento que por momentos se cierra, se aisla. Como si se escapara de mí, de los demás, de él. Como si se agazapara en algún pequeño rincón de su ser para refugiarse de algo, de alguien.
No puedo precisar una conducta o hecho que lo demuestre; algo que pueda apuntar con el dedo y me permita exclamar “¡Ahí está! ¡Ahí se ve cómo lo hace!” Es más bien algo que percibo a un nivel que no logro explicar. Algunos podrían llamarlo intuición. Yo simplemente le digo sensación.

Me pregunto si es realmente así, si pasa eso que siento, o si soy yo reflejada en él. O mi paranoia canalizada en sensaciones. O nada. A veces puede ser nada, ¿no?

Pero lo real es que ahí está, en mi mente. Esa vocecita minúscula y lejana que me resuena en la cabeza y que es tan pequeña, tan débil, que no puedo escucharla con claridad. Y a veces, sobretodo en las noches, creo dilucidar en esos murmullos la palabra “miedo”. O puede que quiera hacerlo, porque de eso sí conozco. Eso me resulta muy familiar.

Todas las veces que se alejó, y fueron varias, volvió a mí. Incluso, hasta regresó renovado, con más ganas y para unirse más. Quizás es un proceso muy personal de él, su forma de poder acomodar las ideas. Y sin embargo, me da temor no ser partícipe del proceso. Me asusta no poder entender qué, cómo, desde cuándo.

Y si él se aleja, quedo yo. ¿Tanto le temo a la soledad?